Panecillos con semillas

Panecillos con semillas
Inicio - Recetas de masas - Panecillos con semillas

Estos panecillos de pan decorados con semillas los podrás usar para acompañar cualquier cosa que se te ocurra. Su sabor suave hace que puedan acompañar unas hamburguesas o hacerte un bocadillo de tomate y jamón. Las semillas le dan un sabor delicioso a la vez que los hacen más saludables.

Ingredientes para 2:

  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de levadura de panadero
  • 5 gr. de sal
  • 15 gr. de azucar
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 100 ml. de agua templada
  • 33 ml. de leche
  • 1 huevo
  • Semillas variadas para decorar (ajonjolí (sésamo), semillas de amapola, pipas de calabaza, pipas de girasol y semillas de lino marrón)

Preparación de panecillos con semillas

  1. Echamos la harina tamizada en un bol y formamos un volcán. En el agujero formado echamos la levadura, el aceite de oliva, el azucar. La sal la agregamos en un borde de la harina, ya que no es conveniente que entre en contacto con la levadura.
  2. A continuación echamos el agua y la leche y comenzamos a amasar dentro del bol. Cuando ya no se pegue a éste sacamos la bola y seguimos amasando en la mesa alrededor de 10 minutos. Dejamos fermentar la masa 1 hora como mínimo.
  3. Volvemos a amasar y la dividimos en 4 o 2 trozos, dependiendo del tamaño que queramos darle a los panecillos. Hacemos unas bolas y las ponemos en la bandeja de horno, la cual deberíamos poner un papel para horno para que no se peguen. Tapamos los panecillos con un trapo y dejamos fermentar 30 minutos como mínimo.
  4. Antes de meterlas en el horno batimos el huevo. Con un pincel pintamos los panecillos y echamos unas semillas por encima. Gracias al huevo éstas quedarán pegadas además que le darán brillo los panecillos a la hora de hornearlos.
  5. Precalentamos el horno a 170º. Metemos los panecillos y los dejamos hasta que estén dorados, que será en unos 12 minutos. Un truco para saber si están bien hechos por dentro es dar unos golpecitos en la base. Si suena como a hueco estarán listos para que los saquemos.
  6. Los dejamos enfriar en una rejilla antes de consumirlos.